Home Blog Page 19

Informe Económico de Coyuntura Semanal 20/01/2020

Mientras avanzan las negociaciones por la reestructuración de la deuda nacional, con la intención de evitar un default, la semana pasada se encendió una alarma desde la Provincia de Buenos Aires. El mercado financiero daba por descontado que, como parte de la estrategia del gobierno nacional de continuar pagando los vencimientos de capital e intereses mientras negocia la reestructuración, cuando llegaran los fuertes vencimientos que enfrenta la provincia de Buenos Aires en este mes de enero, el gobierno nacional le otorgaría una asistencia financiera y se pagaría normalmente. Sin embargo, el domingo 12 de enero, antes del inicio de la semana pasada, el ministro de economía de la nación, Martín Guzman, declaró que tal asistencia no estaba prevista, y no tendría lugar. El ministro declaró: “No estamos contemplando hacer un salvataje financiero por U$S 250 millones el día 26 de enero, que es el monto de vencimiento de capital que enfrenta la PBA ese día”. “La Provincia de Buenos Aires está llevando a cabo sus propias gestiones, que me consta que están basadas en principios similares a los de la Nación”. El objetivo inmediato de la provincia “es reperfilar el vencimiento de capital del día 26 de enero, para evitar una ruptura contractual este mismo mes y así poder conducir las gestiones integrales de forma ordenada, con más tiempo”. “Ya hemos manifestado que en las condiciones de mercado actuales la deuda es insostenible” y por eso están “trabajando en el establecimiento de políticas de deuda que apuntan a recuperar su sostenibilidad, sobre la base de la buena fe. La voluntad de pago existe, pero hace falta recuperar la capacidad de pago. Y para eso la economía se tiene que recuperar”. En síntesis, ratificó la intención de negociar la deuda heredada, bajo la lógica de una política económica expansiva, que apunte a recuperar el crecimiento, ya que sin crecimiento la deuda resulta impagable. Sin embargo, la novedad fue la inexistencia de salvataje a la provincia de Buenos Aires frente al cercano vencimiento del 26 de enero. Posteriormente a estos anuncios, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires solicitó oficialmente el consentimiento de los bonistas para aplazar el vencimiento de capital del bono BP21, que se trata de un bono en dólares Ley NY con tasa de interés de 10,875% y vencimiento en 2021, desde el 26 de enero hasta el 1 de mayo. Se aclaró que la propuesta no se aceptará salvo que el menos el 75% de los acreedores estén de acuerdo.

Esto porque los bonos emitidos bajo jurisdicción extranjera tienen cláusulas de acción colectiva, en este caso que requiere reunir voluntades por el 75% de los tenedores de la emisión total. Si esto ocurre el restante 25% aún no aceptando las condiciones, no tendría lugar para reclamos el día de mañana. Esto se creó para ahuyentar la posibilidad de la aparición de fondos buitres el día de mañana. La propuesta expira el 22 de enero. SI cuando llegue este día se cuenta con el 75% de las voluntades, se reprogramará el pago como la provincia pretende, caso contrario, o llega la asistencia del gobierno nacional o la provincia de Buenos Aires entraría en default. Si esto ocurre podría complicar la estrategia de reestructuración de la deuda nacional. Una dificultad para encontrar el éxito buscado es la fuerte atomización de esta deuda. Sólo el 27,5% del total está en manos de grandes inversores institucionales y fondos internacionales. El problema de la asistencia financiera de Nación es que no es sólo la provincia de Buenos Aires que presenta fuerte carga de deuda en dólares y resulta insolvente. Varias provincias se encuentran en situación similar si se analiza la relación deuda/ingresos totales.

Un hecho muy importante relacionado con el proceso de reestruturación de la deuda argentina tendrá lugar en el mes de febrero en el Vaticano. La Pontificia Academia de las Ciencias Sociales (PACS) realizará un seminario el 5 de febrero próximo, cinco días después del encuentro oficial del presidente Alberto Fernández y el Papa Francisco. La reunión llevará como nombre “Nuevas Formas de Fraternidad Solidaria de Inclusión, Integración e Innovación”. En ella se encontrarán, entre otros, el Ministro de economía de la nación, Matin Guzman, el Secretario de Planeamiento estratégico, Gustavo Beliz, el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, y la titular del FMI, Kristalina Gerogieva. Resultará este un ámbito propicio para definir aspectos vinculados con la deuda, que tiene fecha hasta el 31 de marzo para reestructurarse evitando un default.

Un tema controversial es la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria, que implica aumentos discrecionales en marzo y junio próximos, hasta tanto se encuentre una nueva fórmula que atienda la necesidad de los jubilados y sus haberes en este contexto inflacionario. Por el momento, al respecto se expresó la semana pasada el director ejecutivo de la ANSES, Alejandro Vanoli y dijo que los aumentos de marzo probablemente sea una suma fija “pero el criterio que el presidente ha instruido es que las jubilaciones, especialmente las más bajas y las de los sectores más castigados, mantengan su poder adquisitivo”. Es decir, que es esperable que los sectores de la base de la pirámide de haberes jubilatorios no pierdan poder adquisitivo, mientras que los haberes más altos sí lo hagan, achatando la distribución.

La semana pasada se conoció el dato de inflación de diciembre, cierre del gobierno de Macri, que fue de +3,7% mensual y acumulo en 2019 un aumento de +53,8%. El acumulado de todo el período de Macri al frente del ejecutivo acumuló un 300% de inflación, con salarios creciendo muy por debajo de eso. Asimismo, son las partidas mas sensibles, y de más peso en la canasta de consumo de los sectores de menores ingresos, las que presentan las subas más fuertes. Tal el caso de Salud, que creció en el año casi un 72%, o de alimentos que aumentó por encima del nivel general, algo más del 54%.

En los últimos días el Banco Central se plegó con más convicción a la estrategia de reactivación económica del gobierno nacional. La semana pasada se anunció un nuevo recorte en la tasa de interés de referencia (lelliq), que bajó un 2% adicional, a 50%. Cuando terminó el gobierno de Macri dejó la tasa de leliq en 63%. Asimismo, se anunció una modificación en el plazo de estas letras. Miguel Pesce, titular del BCRA, dijo que tiene el objetivo de llevar el plazo de la Leliq de 7 días a 28 días de forma gradual. Lo que aún no tendrían definido en el Banco Central es si la semana que viene empiezan a licitar las Leliq de 14 días, las de 21 días o ambas. Sí, en cambio, ya está decidido no salir todavía con la letra de 28 días de plazo. Esto busca comenzar a extender los plazos e ir desarmando esta bomba de tiempo de deuda de muy corto plazo y muy altas tasas, que permitieron a los bancos ganar con la especulación y dejar de brindar créditos. También, con el fin de estimular el ahorro en pesos, se anunció el nuevo Plazo Fijo UVA+1% . Este nuevo Plazo Fijo será un producto que todos los bancos deberán ofrecer, a partir del 1 de febrero de 2020. El mismo tendrá una tasa de interés que no podrá ser inferior a UVA + 1% nominal anual para las colocaciones en pesos a 90 días. La novedad del producto es que tendrá la opción de precancelación a partir de los 30 días, con un rendimiento similar a la tasa de plazo fijo tradicional. El UVA representa la inflación, de manera que la tasa de interés pactada será una tasa real, y quien invierta en este producto obtendría una ganancia por encima de la inflación.

La Pampa: Solidaridad de la Multisectorial 21F con los despedidos/as de la fábrica Alpargatas

La Multisectorial 21F de La Pampa acompañó a los trabajadores/as de Alpargatas. La planta situada en Santa Rosa cerró de forma definitiva en el 2018 dejando a 130 personas en la calle.

Este cierre se sumó a otro en Catamarca. En total unas 700 personas quedaron sin trabajo y a la fecha no obtuvieron respuesta.

Seguiremos rodeando de solidaridad a los trabajadores y trabajadoras que continúan luchando por sus fuentes de trabajo.

Reunión con Evo Morales en el Sindicato de Camioneros

El miércoles 15 de enero de 2020, invitado por Pablo Moyano al Sindicato de Camioneros, Evo Morales explicó la crítica situación en Bolivia tras el golpe de Estado y cómo resiste el MAS y se prepara para las próximas elecciones.

En el marco de la reunión, Evo nos convocó para el próximo 22 de enero a marchar con la comunidad boliviana en Argentina en conmemoración de un nuevo aniversario del Estado Plurinacional de Bolivia.

Estuvimos presentes en este encuentro, además de Pablo Moyano, los referentes del Frente Sindical y la Coordinacion del Frente Multisectorial 21 F.

Hugo Moyano saluda a toda la militancia de la Multisectorial 21F

Compartimos el saludo del compañero Hugo Moyano a toda la Multisectorial 21F de cara al Quinto Plenario Nacional. Recordamos que el mismo se realizará los días 20 y 21 de febrero de 2020 en Santa Teresita

Bandera del 21F firmada por Hugo Moyano

Informe Económico de Coyuntura Semanal 6/1/2020

Comenzó el año con una nueva lógica en materia de política económica. El rumbo se modificó en 180 grados. Se pasó de un modelo económico de ajuste, que supuestamente iba a dinamizar la inversión como consecuencia de una política económica pro mercado, que generaría las condiciones de clima de negocios que garantizarían la llegada de inversiones, mientras el ajuste deprimía cada vez más el mercado interno, y deterioraba la calidad de vida de todos, en particular, de los sectores más postergados, o de menores ingresos. Esta lógica, impulsada por el anterior gobierno de Mauricio Macri, fracasó rotundamente. La economía llegó al final de su mandato en medio de una situación de crisis inédita, con fuerte impacto sobre los sectores más vulnerables, y con una herencia muy compleja. El comienzo de este nuevo gobierno modificó completamente el rumbo, retoma el rol del Estado como redistribuidor del ingreso, con intervención en el devenir del ciclo económico, y como controlador del comportamiento del sector privado. Así, la apuesta es a volver a dinamizar la actividad económica, motorizando el consumo, al transferir recursos a los sectores de menores ingresos, e impulsar así la demanda interna. Para que esta transferencia de recursos no implique el alejamiento del equilibrio fiscal, se llevó adelante una reforma tributaria, que apunta a recaudar más de sectores más competitivos, como es el caso del sector agroexportador, o de sectores de riqueza elevada, bajo una idea de “solidaridad” hacia los que menos tienen. Sin embargo, el éxito de este nuevo modelo económico requiere del comportamiento de varios actores.

El incremento de demanda generado por transferencia de recursos hacia sectores que destinan todo este ingreso adicional a consumo interno, puede derivar en un aumento de la producción para satisfacer esa demanda creciente, lo cual implica al final del camino más actividad y más empleo, o puede derivar en un comportamiento especulativo de parte de empresarios, que aumenten los precios de los productos, frente a la demanda creciente, en lugar de generar más producción y contratar más trabajadores. Si esto último es lo que ocurre, en lugar de dinamizar la actividad, el incremento de demanda sólo generará inflación, en el marco de un proceso con inercia inflacionaria muy fuerte, que se recibió como herencia del gobierno anterior. En síntesis, la intención es la correcta, pero el éxito no está garantizado. En este sentido, es que resulta clave, el rol del Estado no sólo como quien ejecuta la política económica, y quien convoca a los acuerdos con los diferentes actores relevantes y los compromete a cierto acompañamiento en una lógica de equilibrio general, sino también como controlador para que los compromisos asumidos por las partes se cumplan. El Estado tiene poder de policía para hacer cumplir los acuerdos, pero para esto necesita recomponer su estructura de control. El gobierno anterior, bajo el argumento del libre mercado, desarmó toda la estructura de control del Estado sobre el comportamiento del sector privado, en cuanto a precios, abastecimiento de ciertos productos, etc. Esto deberá recomponerse en estos días como clave para lograr el éxito.

Otro de los frentes abiertos, producto de la herencia recibida, es la urgente necesidad de reestructuración de la deuda, intentando evitar caer en default, dado el costo que eso tendría sobre la economía doméstica. En este sentido, las noticias provenientes del exterior no resultan positivas en los últimos días. El aumento de la tensión entre los Estados Unidos e Irán, luego de la reacción de Donald Trump, y el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, generó un clima de incertidumbre mundial, ante la posible escalada de un conflicto bélico, lo cual es negativo para la percepción de riesgo de los capitales internacionales sobre las economías emergentes. Este tipo de contexto suele disparar un proceso de “vuelo hacia la calidad”, esto es, de grandes capitales buscando refugio en activos seguros, como por ejemplo, los bonos del tesoro norteamericano. Esta salida masiva de capitales del mundo emergente empuja a un aumento de las tasas de interés, lo cual sería muy negativo para la Argentina en medio de un intento de reestructuración voluntaria de deuda con acreedores privados, que aumentan su aversión al riesgo.

Con el decreto 99/2019 el Gobierno reglamentó la Ley de Solidaridad (Ley 27.541). Esto establece, entre otras cosas, una alícuota máxima para el impuesto de bienes personales sobre activos del exterior de 2,25%, y la posibilidad de eximirse de ese nuevo impuesto si se repatrían el 5% de los bienes en el exterior. Claramente, esta medida tiene como objetivo no sólo financiar al fisco, aplicando un impuesto más fuerte sobre sectores de más altos recursos, sino también estimular el retorno de capitales al país. Recordemos que el proceso de fuga de capitales, históricamente está presente en nuestro país, y se incrementó muy fuertemente en los últimos cuatro años, cuando hasta los ministros nacionales declaraban tener sus ahorros refugiados en el exterior. Reingresar esos dólares es importante para nuestra economía, ya que los únicos canales genuinos de ingreso de dólares que existen, son las exportaciones, donde no se espera un boom en este contexto internacional, y las inversiones internacionales, que corre la misma suerte por el momento.

Con el objetivo de transferir recursos a sectores más postergados y dinamizar así la economía doméstica, también el Banco Central le transfirió al Tesoro Nacional el 20 de diciembre, $100.000 millones en concepto de Adelantos Transitorios (emisión monetaria), acumulando una toma de adelantos netos por $290.000 millones en 2019, más $204.245 millones en concepto de utilidades transferidas. Estas inyecciones monetarias pueden dinamizar la actividad o resultar teniendo impacto inflacionario, dependiendo del comportamiento de todos los actores.

Mientras tanto, se espera en los próximos días el dato de inflación de diciembre. Estimaciones privadas dan cuenta de un valor cercano al 4,5%, con lo cual cerraría el 2019 con una inflación del 56%. Se trata de un registro muy alto, con fuerte impacto sobre el poder adquisitivo de los salarios, y con una preocupante inercia para este año.

El Banco Central comunicó sus objetivos para 2020, entre los que se destacan: Inflación, procuran disminuir la inflación mediante la administración prudente de la oferta monetaria (se contempla atender las necesidades indispensables de financiamiento del Tesoro). Aclaración: No se definieron objetivos numéricos de inflación, o crecimiento de la oferta monetaria. Tipo de Cambio, se establece mantener el marco actual e intentar la acumulación de reservas. Crédito, la intención es estimular la oferta de crédito al sector privado, particularmente el destinado a las MiPyMEs. Leliq, critican el acortamiento del plazo y el alto nivel de tasas, lo que sugiere que intentarán ir a plazos más largos, y bajar la tasa. Tampoco están claros los detalle de cómo se lograría esto. Tasas para ahorristas, prometen tomar medidas para que las tasas que reciben los ahorristas sean neutrales en términos de inflación (hoy son negativas). Esto es muy importante, porque la persistencia de tasas reales negativas puede conducir a una caída de depósitos, en un momento en que se quiere estimular el ahorro interno.

Se conoció el índice de salarios de octubre, que creció un +3,2% mensual (desde +2,7% mensual en septiembre) y acumula en los últimos 12 meses un aumento de +41,5%. De esta manera, el índice registra una caída interanual de 6% en términos reales. Esto implica un gran desafío en adelante, que es el de recuperar el poder adquisitivo perdido, ganarle a la inflación de este año, y hacerlo a través de un proceso posible, sostenible y que no resulta inflacionario. La coordinación de todos los actores en el marco de un acuerdo resulta fundamental aquí también.

Asimismo, el BCRA publicó, como lo hace todos los meses, el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), realizadas durante diciembre para el año 2020. Las proyecciones resultan las siguientes: PBI -1,6% (desde -1,7% el mes previo), Inflación 42,2% (vs 43% en el relevamiento anterior), Tasa de referencia 37% (el mes pasado se esperaba 40%). Tipo de cambio $80,5 (desde $85,9 en el relevamiento de noviembre). Los últimos años vinieron pifiando sistemáticamente sus proyecciones este conjunto de consultoras privadas, y modificándolas a medida que pasa el tiempo, pero al menos sirve para ver qué observan los analistas al día de hoy.

La recaudación de diciembre alcanzó los $492.366,6 millones, y creció un +54% anual (en línea con la inflación estimada en 55% anual). Los impuestos internos (ligados a la actividad) crecieron 36% YoY (destacándose la caída del IVA DGI que aumentó +26% anual). Esto da cuenta dela fuerte recesión que atraviesa la economía. Los impuestos externos crecieron 146% anual (destacándose los derechos de exportación que aumentaron +300% anual, para evitar el aumento de las retenciones que aplicó a partir de enero 2020). El adelanto de exportaciones previendo el aumento de retenciones explica esto.

Por otra parte, se oficializó el aumento salarial para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado, que será de $3.000 brutos para el sueldo de enero y de $1.000 brutos en el sueldo de febrero, todo a cuenta de futuros aumentos en paritarias. También los trabajadores estatales con sueldos menores a $60.000 cobraran dicho aumento.

El Banco Central comunicó que flexibilizará las exigencias de encajes de las entidades financieras que otorguen créditos a Pymes a una tasa de interés por debajo del 40% anual, con el fin de facilitar a que las empresas puedan hacer frente a sus necesidades de inversión, capital trabajo y el pago del incremento salarial. Esto tiene la intención de recomponer un poco el crédito, que cayó muy fuertemente, sobre todo el último año.

Multisectorial 21F Rio Cuarto presenta Iniciativa Popular por Emergencia Alimentaria

El día 26 de diciembre los miembros de la Multisectorial 21F de Rio Cuarto presentaron la Iniciativa Popular refrendada por la firma de centenares de vecinos de la localidad, para que el Consejo Deliberante trate la conformación de un Fondo Solidario compuesto entre otros fondos, por el aporte del 20% de los salarios de los funcionarios municipales.

El Obispo auxiliar Gustavo Carrara bendijo el trabajo y a las familias del Centro Comunitario La Alameda

El último día del 2019, el obispo auxiliar de Buenos Aires y referente de la pastoral villera, Gustavo Carrara visitó nuevamente la sede de La Alameda en donde compartió un almuerzo con el centenar de vecinos que asisten al comedor comunitario que funciona ininterrumpidamente desde el 2002.

El padre Carrara bendijo los alimentos y personalmente distribuyó mesa por mesa estampas de navidad impresas en el Vaticano y saludo a cada uno de los vecinos.

Previamente tuvo una reunión con el referente de la organización, Gustavo Vera, en la que conversaron sobre la situación social, acciones de solidaridad en la campaña Argentina contra el Hambre y la necesidad de avanzar en confraternizacion interreligiosa por el bien común destacando la iniciativa “Comunidades Cristianas para la Patria Grande” que semanas atrás impulsaron pastores evangélicos, el padre Toto De Vedia y la Multisectorial 21 F.

Luego del almuerzo se interiorizó sobre el proyecto y marca global “No Chains” (Sin Cadenas) que versa sobre una red internacional de Cooperativas de Argentina, Tailandia y Filipinas, entre otros países, que promueven una campaña de ropa limpia y prendas libres de trabajo esclavo. Del nacimiento de la red No Chains en 2010 participó el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio y actual Papa Francisco. Luego en 2011 colaboró con el grupo de Filipinas el actual cardenal Luis Tagle.

El año pasado en las vísperas de la Navidad, el padre Carrara ya había visitado La Alameda para bautizar a niños del centro comunitario, siguiendo una tradición que inició el entonces Cardenal Jorge Bergoglio que en el 2009 bautizó a hijos de familias que habían sido rescatadas de talleres clandestinos.

Multisectorial 21F del Tuyú repudia el accionar de Juntos por el Cambio que obstaculiza medidas necesarias para la Provincia de Buenos Aires

La Multisectorial 21F del Tuyu, como representantes de los trabajadores ocupados, desocupados, jubilados y beneficiarios de planes sociales de esta región repudiamos de manera enérgica las maniobras de la oposición que tratan de obstaculizar las medidas necesarias y urgentes que se deben tomar para salir de este difícil momento que atraviesa la Provincia, y nos solidarizamos con el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

Han pasado solo nueve días desde que asumiera el Gobernador elegido por la mayoría de los y las Bonaerenses y es totalmente inmerecido el accionar de la oposición, desconociendo y despreciando la voluntad de los bonaerenses que confiaron y pusieron en manos del Gobernador Axel Kicillof los destinos de la Provincia para reconstruir el tejido social y llevar adelante la gestión para la cual fue elegido, no es propio de una buena oposición privar con la falta de quorum una instancia de dialogo y discusión legislativa constructiva.

La Multisectorial del Tuyu, como representantes de los trabajadores ocupados, desocupados, jubilados y beneficiarios de planes sociales de esta región en conformidad con en el Gran Pacto Social presentado por el presidente Alberto Fernández el cual fue refrendado a través de la firma de empresarios, representantes gremiales y de movimientos sociales en un acta denominada “Compromiso Argentino por el desarrollo y la solidaridad”, queremos reafirmar nuestro compromiso con firme convicción de que nuestra lucha seguirá hasta lograr que la Paz y la Justicia Social alcance a todas y todos los argentinos.

21F y Organizaciones pampeanas saludan la victoria del pueblo de Mendoza: el agua es un bien común de los pueblos!

Las organizaciones sindicales, sociales, políticas y de derechos humanos firmantes expresamos nuestra solidaridad con la lucha del pueblo mendocino por el agua, contra la Megaminería y la contaminación.

Compartimos que el AGUA NO SE TOCA. Porque es un elemento vital para la vida humana. Constituye uno de los BIENES COMUNES de los PUEBLOS y protegerla contra los efectos devastadores de la Megaminería y la contaminación es una responsabilidad de los Pueblos para garantizar la vida en el presente, y de las futuras generaciones.

La destrucción del medio ambiente sacrificado por la explotación minera a cielo abierto altera y afecta la vida misma de otras regiones y provincias por la contaminación producida por los químicos utilizados, especialmente el cianuro. El destino de la humanidad está comprometido. El agua es ahora un recurso natural escaso. Por lo tanto, es estratégico preservarlo porque es de TODOS. Constituye uno de los bienes MÁS PRECIADO por la humanidad.

Sin agua NO HAY VIDA por eso es un derecho humano al que debemos acceder todos y todas.

Consideramos que el agua es un derecho de los Pueblos al ser un bien común esencial para la vida. La Megaminería atenta contra esos derechos al contaminarla con sustancias tóxicas que para su explotación a cielo abierto y con el proceso de lixiviación por cianuro, requiere, además, extraordinarias cantidades de agua lo que va en detrimento de las reservas de agua dulce con que contamos en nuestras provincias.

Felicitamos al pueblo de Mendoza que ha sabido mantener el reclamo en forma firme y pacífica, reclamo que nos pertenece mancomunadamente como Pueblo que demanda, desde hace setenta años, por el cumplimiento de la Interprovincialidad del Río Atuel, la que, los sucesivos gobiernos de Mendoza incumplen no permitiendo el escurrimiento del cauce de agua permanente en territorio Pampeano.

La gestión sustentable del agua y el ambiente debe asegurarse a través de la protección de las cuencas hídricas y su manejo integral, única forma de asegurar la vida y el cuidado del medio ambiente.

Condenamos a los gobiernos que priorizan el poder económico ante el derecho de los pueblos.

La lucha del Pueblo de Mendoza es la del Pueblo de La Pampa!!!

Por eso como pueblo pampeano decimos: “EL RÍO ATUEL TAMBIÉN ES PAMPEANO Y NO A PORTEZUELO DEL VIENTO”

Organizaciones firmantes:
Frente Multisectorial 21F
UTELPA
SITRAJ
Agrupación Celeste – UTELPA
CTA de los Trabajadores
Luz y Fuerza
Desde el Pie
Centro Empleados de Comercio
SITRASAP
Colectivo Sanitario La Pampa
Agrupación Violeta de Docentes
Kausa Popular
La Pampa Tenía un Río
Asamblea Permanente por los ríos Pampeanos

Informe Económico de Coyuntura Semanal 23.12.19

Luego de haber transmitido los primeros lineamientos de la nueva política económica, el gobierno empezó a dar detalles y anunciar medidas concretas, que terminaron en la aprobación express de la Ley de Solidaridad y Recuperación Productiva. Esta ley busca recuperar el rol activo del Estado como redistribuidor del ingreso, tomando recursos de algunos sectores y transfiriéndolos a otros, con la intención de que estos últimos sean aquellos de menores ingresos, de manera de garantizar que todos estos pesos volados serán destinados a consumo interno, y de esta forma impulsar nuevamente el crecimiento económico.

El éxito de ésto dependerá del comportamiento de muchos sectores que forman parte de la economía, en particular formadores de precios en el mercado interno y acreedores de deuda, en el frente externo.

El proyecto de ley puede interpretarse dividiendo el contenido en cuatro ejes: tributario, previsional, tarifario y deuda.

En cuanto al eje impositivo las medidas son: incrementar las alícuotas de bienes personales, incrementarla más para los activos en el exterior de los residentes argentinos y reducirla para los activos financieros que sean repatriados, eliminar impuesto a la renta financiera de los activos en pesos, aplicar un impuesto del 30% a la compra de divisas y a los consumos en moneda extranjera (dólar turista y dólar atesoramiento). También se anunciaron topes para las retenciones a las exportaciones, 30% soja, 12% trigo, maíz, etc., actualizándolas a niveles de 2018, cuando el gobierno de Macri les impuso una retención de monto fijo en pesos por dólar exportado, que luego se diluyó como consecuencia de la devaluación. También se duplica la tasa del impuesto a los débitos y créditos para personas jurídicas que no sean MiPyMEs y deseen retirar dinero en efectivo. Esto último busca reducir la informalidad. En el caso del impuesto a los bienes personales, la alícuota más alta llega al 1,25%, y para activos en el exterior al 2,5%. Todo esto busca recaudar, en los análisis más optimistas cerca del 1,5% del PBI, de manera de lograr el equilibrio fiscal primario, sin necesidad de seguir con ajustes del lado del gasto.

En cuanto al eje previsional, se decidió suspender la fórmula de movilidad jubilatoria 180 días. También se decidió que pase de 50% al 70% el porcentaje de la cartera del FGS de ANSES que puede invertirse en títulos públicos. El gobierno podrá determinar aumentos salariales mínimos obligatorios para el sector privado. Se prevé una moratoria para deudas tributarias de PyMEs. El punto más conflictivo de toda la ley es el anuncio de la suspensión de la fórmula de movilidad jubilatoria, ya que blanquea que el ajuste recaerá sobre los jubilados. Esta era una exigencia de los acreedores internacionales y del FMI, que ve imposible sostener la indexación de la mayor porción del gasto público. Esta suspensión implica que en los meses de marzo y junio próximo los aumentos se darán por decisión del poder ejecutivo. ¿Es esperable que estos aumentos vayan a compensar a los jubilados de la pérdida de poder adquisitivo del año pasado y además ganarle a la inflación de este año? La respuesta es no. Si esto fuera a ocurrir no se hubiese suspendido la fórmula justo en el momento en el que los jubilados recuperarían lo perdido después del último cambio de fórmula. La reacción popular no se hizo presente muy probablemente por el anuncio de dos bonos de $5.000 en diciembre y enero, para jubilados de la mínima.

El cambio en el porcentaje de deuda que puede comprar el FGS ANSES es para poder utilizar el dinero de los jubilados para financiar al Estado y sostener la deuda sin caer en default.

Otro de los ejes, es el tarifario, donde se anunció un congelamiento de tarifas por 180 días y una revisión del esquema tarifario para que su suba en 2020 sea menor a la inflación. ¿Será esto probable? Lo veremos en los próximos meses, y dependerá de la fuerza de la política para enfrentar los intereses de los sectores concentrados de la energía.

Por último, el eje de la deuda, donde la intención es reestructurar preventivamente en tiempo récord, para evitar un nuevo default. En este sentido, la ley permite facultar al gobierno a tomar medidas para la sostenibilidad de la deuda, y se autoriza al Tesoro a financiarse con Letras del BCRA por 4.571 millones de dólares y destinarlos al pago de deuda en moneda extranjera. Esto último, tiene por objetivo sortear el default de la deuda, apuntando a una negociación antes de fin de marzo, que es hasta donde alcanza este monto para afrontar los pagos, pero deja al BCRA en una situación muy frágil, por debajo de los 10.000 millones de dólares de reservas líquidas.

La intención del gobierno es que, una vez reglamentada la ley, un equipo económico encabezado por el ministro Guzmán, viaje a los Estados Unidos a comenzar con las negociaciones del proceso de reestructuración de la deuda pública.

Se conoció el dato de actividad, que durante el tercer trimestre del año mostró una contracción de -1,7% anual. Esto refleja que la caída no encuentra fin y explica el cambio de rumbo en la política económica del nuevo gobierno, que apunta a revertir rápidamente esta situación a través de un impulso de demanda.

Otro dato que se conoció la semana pasada fue el de desempleo, donde durante el tercer trimestre de 2019, la tasa de desocupación alcanzó el 9,7%, desde 9% en el tercer trimestre del año anterior, y la tasa de ocupados demandantes de empleo subió desde 16,7% a 18,6%. La contracara de la caída de la actividad sigue siendo el aumento de la desocupación. El registro no es más alto aún porque opera un efecto desincentivo, que significa que la población económicamente activa cae, porque al pasar mucho tiempo sin encontrar empleo, quienes lo buscan activamente dejan de hacerlo. Esto reduce el indicador de desempleo, pero no por creación de puestos de trabajo sino por un motivo malo, cada vez se busca menos, por saber de antemano que, en medio de la crisis, no se encontrará.

En las últimas horas se conocieron novedades sobre la reestructuración de la deuda. En el caso Las Letes en dólares, las amortizaciones serán postergadas en su totalidad al día 31 de agosto de 2020. Esto busca despejar un poco el horizonte de vencimientos en dólares de corto plazo. Es el reperfilamiento del reperfilamiento. También se creó la Unidad de Gestión de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa, que tendrá a su cargo la negociación de la deuda Ley Extranjera, y es dependiente de la Secretaría de Finanzas. Esto será clave para el éxito en juntar voluntades que garanticen la no aparición el día de mañana de fondos buitre que vuelvan a litigar contra la Argentina.

Durante octubre, la inflación mayorista fue +5,4% mensual (desde +3,6% mensual en septiembre) y acumula en los últimos 12 meses un aumento de +54,8%. Está en líena con la inflación mayorista, y evidencia que, aún con el tipo de cambio artificialmente estabilizado, los precios siguen subiendo a un ritmo muy fuerte. 
Por su parte, el índice del costo de la construcción subió +4,5% mensual durante noviembre (desde +4,2% mensual en octubre). De esta manera, acumula en los últimos 12 meses un aumento de +50,2%.

En octubre el Estimador mensual de Actividad Económica (EMAE) reflejó una contracción interanual de 0,9%. En el acumulado anual la caída es del 2,3%. 7 de los 15 sectores que componen el EMAE presentaron variaciones interanuales negativas. La mayor caída la tuvo “Pesca” (-28,2%). “Industria manufacturera” (-2,2%) e “Intermediación financiera” (-9%) , fueron los sectores de mayor incidencia en la caída de la actividad. Estos niveles de PBI son similares a los de fines de 2010. Para volver a crecer es imperioso que se recupere el salario real y el consumo privado, que es a lo que apunta la nueva política económica.

Se dio a conocer el resultado comercial para el mes de noviembre. Las exportaciones crecieron un 9,4% interanual en noviembre, en tanto que las importaciones cayeron un 21,9%, hasta los US$ 3.409 millones, el mínimo desde enero de 2010. Así el saldo comercial mostró un superávit de US$ 2.445 millones. En el acumulado anual el saldo comercial fue de US$ 13.710 millones (contra US$ -5.121 millones en 2018). Las exportaciones crecieron un 5,8% y las importaciones se desplomaron un 25,3%. Dentro de las exportaciones, las de Productos Primarios (PP) crecieron un 36,1% y las Manufacturas de origen Agropecuario (MOA) un 9,4%, mientras que las Manufacturas de origen industrial (MOI) cayeron un 3,8%. Las de combustibles y energía disminuyeron un 30,2%. Dentro de las importaciones las de Bienes de Capital cayeron un 16,5%, y las de sus piezas y partes 3,3%, reflejando que la inversión no se recupera. Por su parte la caída de las importaciones de Bienes de Consumo (-14,5%) y Vehículos (-58,5%) manifiestan la caída del consumo. Bienes intermedios (-29%), Combustibles y lubricantes (-19,9%) y el resto de las importaciones (-51,1%) también cayeron ante la merma de la actividad económica. La crisis y el desplome de las importaciones permiten mantener un saldo comercial superavitario, pero las exportaciones siguen estando muy lejos de las proyecciones del Gobierno. Recordemos que éste proyectó una caída del 0,5% del PBI para 2019 con las exportaciones creciendo un 20,9%. El aumento de las exportaciones se explica casi exclusivamente por el aumento en los productos primarios. La industria, que es fuertemente castigada por el desplome de las ventas en el mercado interno, también tiene dificultades para colocar su producción en el exterior.

Las próximas medidas serían disponer por decreto una suba de entre $5.000 y $8.000 para los trabajadores registrados del sector privado. Sería algo así como imponer el piso para las negociaciones salariales de 2020, ya que son aumentos a cuenta de paritarias. El Banco Central confirmó que el próximo paso será el relajamiento de los encajes bancarios. El objetivo: reactivar el crédito, especialmente el productivo. Se firmará un DNU donde por 180 días se congelan las jubilaciones de privilegios de jueces y embajadores y se establecerá una contribución del 21%, además de un aporte extra de 7% para haberes superiores a $100.000. Se estiman recaudar $2.700 millones. El jueves pasado, el Banco Central bajó el piso de la tasa de leliqs a 58%, desde 63%.