Foto: Agencia Tierra Viva

La Red Federal de Mujeres de la Multisectorial 21 F, manifestamos nuestra profunda preocupación y repudio por los hechos ocurridos en el departamento de Andalgalá, en Catamarca, contra asambleístas de El Algarrobo y comunicadores de la Radio homónima que fueran detenidos y allanados sus domicilios con un uso excesivo de la fuerza pública.

Desde hace días, los vecinos de Andalgalá viven una situación de hostigamiento y persecución tras haberse manifestado, una vez más, contra la megaminería. Se los acusa del incendio de las oficinas de la minera Agua Rica durante una marcha, la número 584, que desde hace años realizan todos los sábados. Por el contrario, los asambleístas denuncian las presencia de infiltrados y la total ausencia policial durante la misma.

El lunes pasado se ordenaron allanamientos y detenciones de asambleístas, los cuales continuaron durante el miércoles. Ya son 11 l@s detenid@s, incluida una vecina embarazada.

Los vecinos denuncian roturas de sus casas, golpes y amedrentamiento durante las detenciones. La presencia de fuerzas policiales con armas largas apostados frente a las casas de los asambleístas, drones sobrevolando filmado el lugar, vehículos sin patente patrullando, allanamientos violentos e incluso realizados durante la noche, secuestro de celulares y computadoras a los comunicadores de la Radio y, ahora, la presencia del Ejército en las calles del pueblo.

Entendemos legítima la lucha del pueblo de Andalgalá de vivir sin megaminería contaminante y saqueadora, protegiendo sus fuentes de agua y territorio de la rapacidad de la Corporación Minera.

Exigimos el cumplimiento de las garantías constitucionales y el respeto de los derechos para todos sus habitantes y el fin del Estado de militarización impuesto por el gobierno provincial. Pedimos por el fin de los hostigamientos y persecuciones y la libertad de l@s detenid@s.