Mientras el nivel de contagios permanece elevado, lo que hace que varias restricciones a la circulación permanezcan, y la incertidumbre condicione a la economía, algunas decisiones sobre políticas públicas agregan componentes de mayor incertidumbre aún. El objetivo de recomponer el poder adquisitivo de los ingresos se desdibuja, en un contexto donde queda atrás la proyección inflacionaria de 29% para este año, se pierde referencia para las paritarias, el gobierno insiste en no retomar el IFE, y se autoriza un aumento retroactivo a enero sobre un sector muy golpeado, como es el de los monotributistas, generando deudas a quienes están al día, algo incomprensible en el actual contexto. Si no se logran recomponer los ingresos en términos reales, comenzará a debilitarse la recuperación de la actividad, al perder impulso de demanda. Esta situación, a su vez, dilatará la tan ansiada creación de empleo, llevando a una dinámica que tornará difícil la salida de la crisis actual. Sin embargo, la llegada de vacunas y el avance del plan de vacunación, que se ha acelerado en los últimos días, juega a favor de la recuperación de la actividad, ya que permite ir relajando ciertas restricciones a la circulación. De todas formas, durante los meses de invierno va a resultar difícil reducir sustancialmente la curva de contagios, de manera que el efecto positivo de la vacunación comenzará a tornarse palpable llegada la primavera. 

La situación internacional, que ha impulsado los precios internacionales de los commodities de exportación, sostiene el ingreso de divisas y permite engrosar las Reservas Internacionales del Banco Central, en un momento clave para esto, dada la necesidad de fortalecer la posición externa, tanto en defensa de la estabilidad del mercado cambiario, como también en el marco de los necesarios acuerdos de refinanciación de deudas con organismos internacionales, para evitar un nuevo default. En el mes el BCRA acumuló compras por algo más de U$S 2.000 millones, desde U$S 1.373 millones en abril, y siendo el mes con mayores compras desde noviembre 2019. Las reservas internacionales aumentaron U$S 1.611 millones durante el mes, alcanzando U$S 41.874 millones. La liquidación de exportaciones (CIARA-CEC) para el mes de mayo fue de U$S 3.545 millones, un +82% anual, siendo el máximo liquidado para un mes de mayo en los últimos 18 años, acumulando U$S 13.331 millones, lo cual implica durante el año un +91% anual. En relación al intercambio comercial con nuestro principal socio, se observa que las exportaciones de Brasil para el mes de mayo fueron de U$S 26.948 millones, mostrando un aumento de +46,5% anual, mientras que las importaciones fueron de U$S 17.657 millones, un +50,6% anual, y dejando un saldo comercial de U$S 9.290 millones (+29% anual). En relación a la Argentina, las exportaciones hacia nuestro país aumentaron un +172% anual, a U$S 1.280 millones, mientras que las importaciones (exportaciones de Argentina a Brasil) aumentaron +93% anual, a U$S 810 millones, dejando un saldo comercial superavitario para Brasil de U$S 470 millones (déficit para Argentina).

Otro tema de mucho debate dentro de la coalición gobernante es el aumento de tarifas de servicios públicos, también en el marco de la necesaria recomposición del poder adquisitivo de los salarios. Luego de muchas tensiones, que incluso generaron una visible conflictividad política, el Gobierno autorizó mediante un decreto un aumento de 6% en las facturas residenciales del gas a nivel nacional a partir del 1 de junio. El ENARGAS anunció los nuevos cuadros tarifarios, que solo incluyen subas para la distribución, mientras que el transporte de gas queda sin variaciones. Los nuevos cuadros tarifarios presentan aumentos de entre 25% y 30% en los ingresos de Metrogas, Naturgy, Camuzzi, Ecogas, Litoral Gas, Gasnor y Gas Nea. Mientras tanto, para Transportadora de Gas del Sur (TGS) y Transportadora de Gas del Norte (TGN) las tarifas quedan sin cambios al menos hasta tanto no se encuentre vigente el Acuerdo de Renegociación Definitivo pudiendo recién recibir un ajuste a partir del 1 de abril de 2022. Adicionalmente, para TGS y TGN no establece un plan obligatorio de inversiones, pero dispone la prohibición de distribuir dividendos y cancelar en forma anticipada deudas financieras y comerciales contraídas con accionistas, adquirir otras empresas u otorgar créditos. Dominó la posición sostenida por los funcionarios referentes del Instituto Patria, como el subsecretario Federico Basualdo o el titular del Enargas, Federico Bernal. El ministro Guzmán pretendía, como lo plasmó en el presupuesto nacional, un aumento más elevado, que le permitiera descomprimir el impacto sobre el resultado fiscal del incremento de la cuenta subsidios. 

El Banco Central tomó algunas decisiones relevantes en los últimos días, como por ejemplo permitir acceder al mercado de cambio a los exportadores de bienes industrializados y extractivos por una proporción del incremento de las ventas externas que registren este año respecto de 2020. El acceso sin conformidad previa del BCRA podrá ser destinado a pagos a partir del vencimiento de capital de deudas por la importación de bienes, servicios a contrapartes vinculadas, endeudamientos financieros con el exterior a contrapartes vinculadas al deudor y pagos de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados.

EL BCRA publicó datos sobre la posición externa Argentina. Las Reservas Internacionales subieron U$S 1.609 millones en mayo, hasta U$S 41.872 millones, principalmente por las compras de divisas por U$S 2.089 millones, compensado por el pago a organismos internacionales por U$S 409 millones, y la caída en efectivo mínimo por U$S 434 millones. Por su parte, la base monetaria subió +6,2% mensual y +18% anual, a $2.517.197 millones (desde +27% anual en abril). El aumento en stock de pases pasivos que generó una contracción de la Base Monetaria por $237.000 millones, fue más que compensado por la expansión generada por las compras de divisas ($196.398 millones), caída en el stock de Leliqs ($108.900 millones), pago de intereses ($104.520 millones) y una transferencia de utilidades al Tesoro ($50.000 millones). Mientras tanto, el stock de Leliqs cayó -5% mensual, y el de Pases subió +16% mensual, con el total de pasivos remunerados subiendo +3% mensual. Las tasas de Leliqs y Pases a 7 días se mantuvieron sin cambios en 38% y 36,5%. La tasa Badlar y TM20 (tasas de interés de referencia del sistema financiero) subieron ambas, seis puntos básicos, a 34,1% y 33,9% respectivamente.

En relación a la inflación, desde el gobierno se ensayan programas que, por el momento, no logran frenar el avance de los precios. Mañana martes vence el programa de Precios Máximos y el Gobierno lo reemplazará por una canasta básica de 120 productos con precios congelados por 6 meses. 

En relación a la búsqueda de acuerdos con las deudas que permitan despejar el cronograma de vencimientos, la Provincia de buenos Aires extendió nuevamente la oferta de canje inicial (abril 2020) hasta el 18 de junio. Se presentó una nueva oferta a los acreedores que se encontraban bajo acuerdos de confidencialidad y de la cual no se conocieron detalles. Ya se acumulan varias postergaciones de un posible acuerdo que permita refinanciar la deuda de la Provincia de Buenos Aires. 

El BCRA publicó el relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) a diciembre de 2021, que marca un tipo de cambio oficial en $110,2, una inflación de 48,3%, una tasa de interés (Badlar) de 35%, y un crecimiento del PBI del 6,0%. En este último caso, recordemos que en el presupuesto se plasmó un 5,5% de crecimiento para este año, pero que después mejoró su expectativa, incluso por el propio ministro Guzmán, que manifestó públicamente su visión de un 7,5% de crecimiento para este año. Los privados también tenían una visión más optimista y habían corregido hasta 6,5% su proyección, pero el avance en las curvas de contagios, entre otras cosas, van moderando la proyección, que se acerca nuevamente a la del presupuesto, tal como nosotros anticipamos en nuestros últimos informes, y en nuestro último encuentro virtual.