Los trabajadores de la seguridad privada nucleados en el SUTCA anunciaron el inicio de ceses de actividades sorpresivos en todo el país amparados en el Articulo 14 bis de la Constitución Nacional y luego de haber agotado todas las vías formales ante los organismos y cámaras empresarias pertinentes, sin tener respuestas.

Desde hace muchos meses el Sindicato Unidos Trabajadores Custodios Argentinos, que nuclea a los trabajadores de vigilancia privada, viene denunciando y exigiendo respuestas ante salarios por debajo de la línea de pobreza que mantiene a los custodios en una situación crítica en todo el país. Esto se vió agravado ante la aparición de la pandemia debido a que estos trabajadores deben realizar tareas más complejas por el COVID 19 y, en muchos casos, no reciben los insumos sanitarios necesarios.

Ya se cuentan por decenas los trabajadores custodios contagiados por el COVID 19 y se han tenido que lamentar compañeros fallecidos en actividad, sin cobertura médica, sin bonos, sin reconocimiento, sin controles.

Ante la desidia empresaria, la falta de respuesta ante tan urgentes reclamos y la negativa a iniciar negociaciones paritarias para resolver el aumento de salarios y las condiciones laborales, se declara el estado de conflicto en la actividad.

Los trabajadores de vigilancia privada también son personal esencial en el marco de la pandemia y el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

La pandemia no puede ser excusa para que los empresarios no respeten los derechos básicos y humanos de los trabajadores.

Desde el Frente Nacional Multisectorial 21F expresamos nuestra preocupación por la situación de nuestros compañeros custodios, nos solidarizamos con los reclamos y el pedido de la urgente apertura de paritarias y resolución de los problemas sanitarios, cobertura médica y salario acorde a la canasta familiar para los trabajadores de la actividad en todo el país.

Comité Federal Multisectorial 21F

21 de julio de 2020