Este martes 19 de julio de 2022 se llevó a cabo en la provincia de Jujuy una multitudinaria pero sobre todo unitaria movilización que congregó más de 60 organizaciones sociales, gremiales y políticas.

Los reclamos que expresó esta jornada histórica fueron resumidos en las siguientes consignas: derogación del Código Contravencional; Si tocan a uno tocan a todos; las organizaciones sociales no son asociaciones ilícitas. Basta de criminalizar la protesta social.

La escalada persecutoria de la justicia jujeña y el gobierno de Gerardo Morales tuvo otro hito la semana pasada cuando se desarrollaron decenas de allanamientos a viviendas de referentes sociales y sedes de merenderos comunitarios y el procesamiento por sospecha de asociación ilícita y extorsión. Medidas iniciadas de oficio por el fiscal, es decir sin ninguna denuncia concreta, poniendo referencias de testigos que no pertenecen a ninguna organización, sin determinar a priori sobre quién pesaría la denuncia…. es decir, son allanamientos que tienen el doble objetivo de detectar si a alguna persona se la puede acusar de algo y de amedrentar a las organizaciones sociales y al pueblo todo.

Días después cuando, luego de amplia insistencia, los abogados de las organizaciones empiezan a acceder a los expedientes de la causa, se descubre que desde hace meses y en forma totalmente ilegal, el fiscal dispuso que se realice inteligencia sobre las organizaciones, referentes y merenderos, infiltrando los mismos. La gravedad de este hecho pone en riesgo ya no solo la libertad y el honor de los compañeros y compañeras implicados, sino también la paz social y las garantías democráticas de toda la sociedad.

Repudiamos enérgicamente estas prácticas ilegales y de una enorme gravedad institucional. Exigimos al gobierno de Jujuy y al poder judicial que se respete en forma irrestricta los derechos individuales y colectivos y la defensa de la democracia.

Nuestro apoyo y abrazo a quienes estén siendo perseguidos, infiltrados e injustamente acusados de delitos inexistentes.

La Multisectorial 21F de Jujuy participado de la movilización unitaria. Tocan a uno, tocan a todos.

La máxima unidad de los de abajo es el norte para poner de pie a la sociedad jujeña en defensa de una justicia justa y que no sea un instrumento del poder de turno.

La crisis social no se resuelve con persecución política ni criminalización de la protesta. Debe haber trabajo digno y comida en la mesa de cada familia en Jujuy.