Compartimos un Resumen Erudito de los aspectos principales en cada capítulo de la encíclica Laudato Si publicada por el Papa Francisco, para la formación de toda la militancia del Frente Multisectorial 21F

Los ejes de la encíclica son:

  1. Intima relación entre la fragilidad del planeta y la pobreza;
  2. Todo está concatenado;
  3. Crítica a la confianza ciega en el desarrollo tecnológico como la solución a todos los problemas;
  4. La cultura del descarte y la revalorización de la importancia de cada criatura.

INTRODUCCION

Crecimos pensando que somos dominadores de la tierra. Olvidamos que nosotros somos tierra (2)

Los progresos científicos y técnicos y el crecimiento económico si no van acompañados por un auténtico progreso moral y social, se vuelven contra el hombre (4)

El derroche de la creación comienza cuando no reconocemos ninguna instancia por encima nuestro (6)

Aprender a dar y no simplemente renunciar. Pasar de lo que yo quiero a lo que necesita el mundo (8)

Fraternidad de todas las cosas en la casa común. La pobreza y la austeridad de San Francisco era “una renuncia a convertir la realidad en mero objeto de uso y dominio” (11)

Establecer nuevo dialogo sobre la crisis ambiental: la aridez de los poderosos y la indiferencia y negación de la mayoría son las bases a cambiar por una solidaridad universal nueva” (14)

CAPITULO PRIMERO: LO QUE ESTA PASANDO EN NUESTRA CASA

La intensificación de los ritmos de vida y trabajo, la llamada “rapidación” chocan con la natural lentitud de la evolución biológica (18)

Contaminación visual, auditiva, atmosférica, climática, del suelo, del agua, de las especies, situaciones que no puede resolver por sí sola la tecnología y el dinero, que suelen ser incapaces para ver todas las concatenaciones y no pocas veces pretendiendo solucionar un problema generan otros. (20)

Contaminación residual (no biodegradable, clínica, electrónica, industrial, tóxica, radioactiva). La casa común es cada vez más un depósito de porquerías (21)

Mientras los ecosistemas naturales son ejemplares y se recrean permanentemente, los ecosistemas industriales se manejan con la cultura del descarte. Un modelo que no solo no satisface las necesidades de todos, sino que además daña y contamina la casa común (22)

Es necesario adoptar un modelo circular que asegure limitar al máximo el uso de los recursos, satisfacer la demanda de todos y reutilizar y reciclar evitando la cultura del descarte (22)

Calentamiento global: nos exige con urgencia cambiar los hábitos de vida, producción y consumo. Factores externos: vulcanismo, variaciones de órbita y del eje de la tierra. Pero la causal principal es la alta concentración de gases de efecto invernadero (anhídrido carbónico, metano, óxidos de nitrógeno y otros) producidos por la actividad humana (23)

Los gases, al concentrarse en la tierra, impiden que el calor de los rayos solares se disperse en el espacio. Causa principal: el petróleo que hace al corazón del sistema energético mundial (23)

El calentamiento incide sobre el ciclo del carbono que afecta la disponibilidad de los recursos como el agua potable, la energía, la producción agrícola de zonas más cálidas y provoca la extinción de parte de la biodiversidad (24)

Otros efectos del calentamiento: derretimiento de los hielos polares y planicies de altura amenaza con liberación de alto riesgo de gas metano y la descomposición de materia orgánica congelada acentúa emanación de anhídrido carbónico (24)

El anhídrido carbónico aumenta la acidez de los océanos y compromete la cadena alimentaria marina que llevarían a una destrucción sin precedentes en los ecosistemas (24)

El crecimiento del nivel del mar podría ser catastrófico para una cuarta parte de la población mundial que vive en zonas costeras (24)

El cambio climático provoca migraciones de animales y vegetales que no se adaptan, disminuye los recursos productivos de los pobres que se ven obligados también a migrar y estos migrantes a su turno terminan hacinados y descartados en las periferias de los centros urbanos (25)

Es urgente el uso de energías renovables reemplazando la utilización de combustibles fósiles (26)

El agua potable es clave en la vida humana y los ecosistemas. Pero en algunos lugares falta como en África y en otros se derrocha (28)

Las aguas contaminadas provocan diarrea y cólera y aumentan la mortalidad infantil. Las actividades extractivas agrícolas e industriales generan contaminación por los vertidos industriales (29)

El acceso al agua es el principal derecho humano y fuente de toda vida. Hay gran derroche y poca conciencia del uso del agua (30)

Cuánto más aumente la escasez de agua más aumentarán los alimentos necesarios que se producen con ella. Es previsible a futuro luchas por el control del agua (31)

La pérdida de selvas y bosques con sus especies afectan recursos para la alimentación e incluso para la creación de enfermedades (31)

Se suele estudiar en el impacto ambiental el suelo, el agua y el aire pero no los efectos en la biodiversidad como si la pérdida de especies animales y vegetales fuera de poca importancia (35)

Las carreteras, los alambrados, los puentes a veces traban la migración natural de especies. La importancia de los corredores biológicos que muchas veces no se les presta mucha atención (35)

El cuidado de los ecosistemas implica dejar de lado la mirada desde el mero rédito inmediatista (36)

Pulmones del planeta: Amazonas y Congo. Hay que protegerlos pero desde la soberanía. No se pueden ignorar los enormes intereses económicos internacionales y tener cuidado con las multinacionales que a veces se presentan como protectoras y en nombre de proteger buscan en realidad dominar y explotar sus recursos (38)

También asistimos a la desforestación de la flora silvestre, de humedales por áreas de cultivo, de ecosistemas costeros y manglares (39)

La destrucción de las barreras de coral y ecosistemas acuáticos por 1) vertidos industriales; 2) desforestación; 3) monocultivos; 4) métodos de destrucción de pesca que usan cianuro y dinamita. Todo esto aumenta la temperatura de los océanos (41)

Cada gobierno debería hacer un inventario de especies para protegerlos con especial énfasis en los que pueden estar en extinción (42)

Hay un crecimiento anárquico de las ciudades que generan insalubridad por 1. Emisiones tóxicas; 2. Caos de transporte; 3. Contaminación visual y acústica; 4. Gasto excesivo de energía y agua (44)

La privatización de lugares urbanos y rurales que traban el acceso popular a zonas de particular belleza (45)

Hay una dinámica de los medios del mundo digital que cuando reemplazan el encuentro y el diálogo se convierten en una especie de contaminación mental (47)

A más contaminación más pobreza. Por ejemplo, el agotamiento de recursos ictícolas perjudica a los que viven de la pesca artesanal. La contaminación del agua perjudica a los más pobres. El crecimiento de los mares, perjudica a las poblaciones costeras (48)

Un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social. El clamor de la tierra tiene relación con el clamor de los pobres (49)

En lugar de resolver la pobreza, algunos apuntan al control de la natalidad. Culpar al aumento de la población y no al consumismo extremo y selectivo de algunos es un modo de no enfrentar los problemas (50)

Se legitima así que una minoría tiene derecho al derroche y consumo que si se universalizara sería imposible de realizar porque el planeta no lo podría contener a los residuos de semejante nivel de consumo (50)

Hay una deuda ecológica entre el norte y el sur (por el extractivismo, el monocultivo, la desforestación, por la primarizaciòn de la economía de los países pobres) (51)

Los países desarrollados hacen experimentos contaminantes fuera de sus países, en países pobres. Y cuando terminan el saqueo dejan todo devastado y contaminado (51)

El acceso a la tierra de los países pobres está limitado por “un sistema de relaciones comerciales y de propiedad estructuralmente perverso” (53)

La alianza de la tecnología y economía deja afuera lo que no forma parte de sus intereses inmediatos (54)

Es previsible que el agotamiento de recursos prepare el escenario de nuevas guerras disfrazadas de nobles reivindicaciones (57)

Hay vicios autodestructivos que impiden reconocer los problemas: 1. No verlos; 2. No reconocerlos; 3. Postergar decisiones; 4. Actuar como si nada ocurriese (59)

Hay desviaciones en las miradas: 1. Confianza ilimitada en que la técnica resolverá los problemas sin consideraciones éticas; 2. Pesimismo ilimitado respecto a que el hombre todo lo destruye a su paso y que hay que limitar al extremo su intervención (60)

El actual sistema mundial es insostenible porque dejamos de pensar en los fines de la acción humana (61)

CAPITULO SEGUNDO: EL EVANGELIO DE LA CREACION

En el génesis se explica la existencia humana en base a tres relaciones. 1. con Dios; 2. Con el prójimo; 3. Con la tierra. Según la Biblia esas tres relaciones se rompieron externa e internamente. Es el pecado. Fue producto de haber querido reemplazar a Dios y olvidarnos que somos criaturas limitadas. Este hecho desnaturalizó el mandato de “dominar” la tierra y de “labrarla y cuidarla”. Ahí comenzó el conflicto entre el hombre y la tierra. San Francisco de Asis trató de restablecer la armonía primitiva (66)

No somos Dios. La tierra nos precede y nos ha sido dada. Hay que rechazar con firmeza que como somos creados a imagen de Dios y con el mandato de “dominar” la tierra se deduzca eso como dominio absoluto sobre las demás criaturas y recordar que se nos invita a “labrar y cuidar” el jardín del mundo. Labrar significa cultivar y trabajar y cuidar significa proteger, custodiar y preservar. Debe ser una relación de reciprocidad responsable entre los hombres y la naturaleza. Hay que usar lo necesario y proteger la tierra para el porvenir de las futuras generaciones. “vosotros sois forasteros y huéspedes en mi tierra” (67)

El catecismo nos habla de un antropocentrismo desviado y nos llama a respetar la bondad propia de cada especie (69)

La narración de Noé nos enseña cuando Dios amenaza con exterminar la humanidad por su constante incapacidad para vivir en justicia y paz (70)

A través de Noé decidió abrir un camino de salvación y dió a la humanidad la posibilidad de un nuevo comienzo. Noé se mantuvo íntegro y justo (71)

Dios ordenó el 7mo día Shabba para el descanso. También el año sabático y cada 49 años un jubileo como año del perdón universal y la liberación de todos los habitantes. Esa liberación exige crear equilibrio y equidad en las relaciones del ser humano con la naturaleza (71)

La mejor manera de poner al hombre en su lugar y acabar con su pretensión de dominador absoluto es volver a poner al Dios creador y único dueño del mundo (75)

El ideal de la fraternidad, armonía, justicia y paz de Jesús está en las antípodas de la ley del más fuerte. Mateo en 20,25 nos llama a no ser como los poderosos, “el que quiera ser grande que sea el servidor” (82)

Todo se relaciona con todo. La interdependencia de las criaturas es algo querido por Dios. Ninguna criatura se basta a sí misma. Se complementan y se sirven mutuamente (86)

No puede ser real un sentimiento de unión con otras criaturas si no nos preocupa el sufrimiento del prójimo. Es incoherente preocuparse por el tráfico de animales y desentenderse de la trata de personas (91)

Y a la inversa, el maltrato a los animales desmedido de algún modo refleja el trato que le damos a otros seres humanos. Todo ensañamiento a cualquier criatura es contrario a la dignidad humana (93)

El principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes. El derecho a la propiedad privada nunca es absoluto e intocable. Y en la propiedad privada siempre se subraya la función social de cualquier forma de propiedad (93)

La iglesia defiende el legítimo derecho a la propiedad privada pero enseña que sobre toda propiedad hay una hipoteca social para que los bienes sirvan al interés general (93)

Jesús vivía en armonía sencilla como uno más. De oficio carpintero, dignificaba el trabajo y soportaba su fatiga (98)

Una persona de la trinidad se insertó en el cosmos corriendo la suerte con él hasta la cruz decía Juan (99)

Por intermedio de él quiso reconciliar consigo todo lo que existe en la tierra y en el cielo, restableciendo la paz por la sangre de su cruz (100)

CAPITULO TERCERO: RAIZ HUMANA DE LA CRISIS ECOLÓGICA

La tecnociencia puede mejorar la calidad de vida e incluso hacer cosas bellas. Pero la energía nuclear, la biotecnología, la informática, el conocimiento de ADN dan tremendo poder si está en manos de un puñado de poderosos (104)

El crecimiento tecnológico no fue acompañado de un crecimiento de valores y conciencia humana. Y no es seguro que el hombre moderno esté preparado para usar ese poder con buen criterio y acierto. Las necesidades inmediatistas muchas veces conspiran e inspiran inconscientemente el egoísmo y la violencia (105)

El paradigma tecnocrático presupone que hay disponibilidad infinita de los bienes del planeta y que eso permite “estrujarlo” hasta el límite y más allá del límite (108)

Se volvió contracultural vivir con objetivos que no dependan de la técnica y de su poder globalizador y masificador (108)

El hombre que controla la técnica sabe que ésta no se dirige al bienestar general, sino al dominio en el sentido más extremo de la palabra (108)

Algunos afirman que la tecnología resolverá todos los problemas ambientales así como otros creen que el crecimiento del mercado resolverá el hambre y la miseria en el mundo. De este modo sostienen que la maximización de beneficios es suficiente. Pero el mercado no garantiza el desarrollo humano integral e inclusivo (109)

Para que la ciencia sirva a los intereses de la humanidad debe integrarse a la totalidad de los saberes, incluyendo la filosofía y la ética social. Porque crea más problemas cuando se aplica de modo fragmentado (110)

La vida condicionada por la técnica hace que la realidad nos interpele bajo las formas de degradación del ambiente, angustia, pérdida del sentido de la vida y la convivencia. Así se muestra una vez más que la realidad es superior a la idea (110)

En algunas pequeñas comunidades, los pequeños productores optan por sistemas de producción menos contaminantes y no tan consumistas y así se liberan del paradigma tecnocrático. Pero solo ocurre en pequeñas regiones (112)

Es urgente una revolución cultural. La ciencia y la técnica no son neutrales. No se trata de volver a la época de las cavernas, pero hay que aminorar la marcha, recoger los avances positivos y sostenibles y a la vez recuperar los valores y los grandes fines humanos arrasados por el desenfreno megalómano (114)

Hubo una deformación de la antropología cristiana cuando se creyó que al mundo había que dominarlo a secas, cuando en realidad se nos llama a ser sus “administradores responsables” (116)

Es difícil escuchar el grito de la naturaleza cuando no se reconoce el valor de un pobre, de un embrión, de una persona con discapacidad (117)

No podemos sanar nuestras relaciones con la naturaleza, sino sanamos las relaciones básicas entre seres humanos (119)

Cuando el hombre se cree el centro termina dando prioridad absoluta a sus conveniencias circunstanciales y todo lo demás se vuelve relativo (122)

La cultura del relativismo es la que lleva a la explotación, la trata, el volquete, a aprovecharse de los demás y tratarlos como objetos (123)

El relativismo es la lógica del “usa y tira”. Los proyectos de ley y las campañas no son suficientes para evitar el daño al medio ambiente porque cuando la cultura está corrupta y no se reconoce ninguna verdad objetiva, las leyes y normas terminan siendo obstáculos arbitrarios (123)

San Benito de Nursia propuso que los monjes que vivían en comunidad combinen la oración, la lectura y el trabajo, lo cual fue revolucionario porque esa manera de vivir el trabajo nos vuelve cuidadores del medio ambiente y de las relaciones con el mundo (126)

No debe buscarse que la tecnología reemplace al trabajo porque el trabajo es una necesidad y parte del sentido de la vida en esta tierra. Por eso, la ayuda a los pobres con subsidios debe ser provisoria. Lo correcto es permitirles una vida digna a partir del trabajo (128)

Para que haya empleo hay que favorecer la diversidad productiva. Hay sistemas alimentarios campesinos de pequeña escala que siguen alimentando a la mayor parte de la población mundial utilizando poco territorio y agua y produciendo menos residuos. Los gobiernos deben apoyar a los pequeños productores y a la variedad productiva (12)

Cuando se declama la libertad económica donde no hay acceso al trabajo se deshonra la política (129)

La intervención humana sobre vegetales y animales es legítima cando actúa a la naturaleza para desarrollarse en su línea, la de la creación (132)

No hay una comprobación contundente del daño que podrían producir los cereales transgénicos en los seres humanos. En algunas regiones ayudó a resolver problemas. Sin embargo, en muchos lugares tras la introducción de estos cultivos se produjo una concentración de tierras y la progresiva desaparición de pequeños productores (134)

La extensión de los cultivos transgénicos arrasa con el complejo entramado de los ecosistemas, disminuye la biodiversidad productiva y afecta el presente y futuro de las economías regionales (134)

Hay que subrayar la incoherencia de aquellos ambientalistas que defienden la integridad del medio ambiente, pero nada dicen sobre la defensa de la integridad de la vida humana, por ejemplo, cuando se experimenta con embriones humanos y se olvidan del valor inalienable del ser humano (136)

CAPITULO IV: ECOLOGIA INTEGRAL

Todo está conectado, incluso el tiempo y el espacio. Los componentes del planeta están concatenados. Por eso los conocimientos fragmentarios se pueden convertir en una especie de ignorancia. Es necesario tener una visión lo más amplia e interdisciplinaria posible de la realidad (138)

No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola crisis socioambiental. Hay que estudiar la integración de los sistemas naturales y sociales entre si y ofrecer soluciones integrales. Cuidar la naturaleza y combatir la pobreza y la desigualdad requieren de soluciones integrales (139)

Cuando se habla de “uso sostenible” hay que incorporar la capacidad de regeneración de cada ecosistema en todas sus áreas y aspectos (140)

El todo es superior a las partes. Principio que exige la concatenación de los ecosistemas naturales y sociales entre sí (141)

Ecología cultural: hay también un patrimonio cultural, artístico e histórico amenazado. Es parte de la identidad común de un lugar y la base para construir una ciudad habitable. Por eso la ecología también supone el cuidado de las riquezas culturales de la humanidad (143)

Hay que incorporar la perspectiva de los derechos de los pueblos y de la cultura. Esto significa entender que el desarrollo de un grupo social siempre supone un proceso histórico dentro de un contexto cultural (144)

La desaparición de una cultura puede ser tanto o más grave que la desaparición de una especie animal o vegetal. La imposición de un modelo hegemónico puede ser tan dañina como la alteración de los ecosistemas (145)

El hacinamiento y anonimato en los asentamientos muchas veces provocan desarraigo y provocan conductas violentas. Sin embargo, el amor de los pobres aquí a veces logra tejer lazos de pertenencia rompiendo las paredes del yo y la barrera del egoísmo. Por ello es importante cuando se urbaniza la participación popular en el planeamiento urbano (149)

Hay que urbanizar los barrios. No erradicar, ni expulsar. El acceso a la vivienda da dignidad y es central en la ecología humana (152)

El aumento de la circulación de vehículos con uno o dos pasajeros es ridículo. Genera contaminación, caos y a la vez exigen más autopistas (153)

Definición de Bien Común: conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible que cada uno de sus miembros obtenga el logro más pleno y fácil de la propia perfección. La ecología humana está asociada al bien común. (156)

El Bien Común requiere paz social y justicia distributiva porque la desigualdad genera violencia (157)

En la sociedad actual el bien común es solidaridad y opción preferencial por los pobres (158)

El desarrollo sostenible implica solidaridad intergeneracional. La tierra que recibimos pertenece también a los que vendrán (159)

El consumo desenfrenado altera al medio ambiente y hace al planeta insostenible (161)

La incapacidad de la solidaridad intergeneracional va asociada a la globalización de la indiferencia con los excluidos (162)

CAPITULO QUINTO: ALGUNAS LINEAS DE ORIENTACION Y ACCION

Hay que pensar en un solo mundo y en un solo proyecto humano Con agricultura sostenible y diversificada, formas renovables de energía, gestión responsable de los recursos forestales y marítimos, acceso al agua potable (164)

Saldar la deuda ecológica de los países más poderosos responsables del calentamiento global (170)

Asistencia técnica y financiera para usar energía solar en los países más pobres (172)

Urge la presencia de una verdadera autoridad mundial que funde el principio de la solidaridad entre los pueblos (175)

El drama del inmediatismo político sostenido por poblaciones consumistas genera la necesidad de producir crecimiento a corto plazo. Los políticos se mueven tratando de no enemistarse con el electorado y suelen eludir medidas antipáticas que puedan afectar el consumo o las inversiones extranjeras (178)

Olvidan que el tiempo es superior al espacio, que somos más fecundos abriendo procesos que dominando espacios de poder. La grandeza política actúa a largo plazo guiado por los grandes principios (178)

Si los ciudadanos no controlan al poder político, no pueden controlar los daños ambientales (179)

Alentar el mejoramiento de pequeños productores, diversificar los sistemas de riego, aplicar técnicas sostenibles y formas de cooperación (180)

Hay que estudiar el impacto ambiental antes de la ejecución de cada obra o proyecto y de modo interdisciplinario e independiente de la economía y la política (183)

La cultura consumista deforma o distorsiona los estudios de impacto ambiental (contaminación visual, auditiva, pérdida de valores culturales, efectos del uso de la energía nuclear) por la avidez de ganancias rápidas (184)

Cuando existen dudas sobre el posible impacto ambiental de un proyecto u obra hay que pararlo y no avanzar hasta que no se demuestre contundentemente que no habrá daño (185)

La política no debe someterse a la economía y ésta no debe subordinarse al paradigma tecnocrático. Hay que colocar la política y la economía al servicio de la vida humana (189)

Cuando la producción es irracional y movida por la ganancia genera burbujas productivas y financieras que dañan a la sociedad (189)

Dentro del esquema del rédito no hay tiempo para pensar en los ritmos del ecosistema y de la naturaleza (190)

Debemos convencernos que desacelerando los ritmos de producción y consumo se puede lograr otra forma de progreso. Hay que invertir en el estudio del uso sostenible de los recursos naturales porque es estratégico (191)

Los países más ricos deben decrecer y los más pobres crecer con ayuda de los ricos (192)

Un desarrollo tecnológico que no deja una mejor calidad de vida en general no puede ser considerado progreso (148)

El principio de la máxima ganancia (rédito inmediato) le interesa poco el medio ambiente. Un comportamiento ético es aquel donde el beneficiario asume los costos económicos y sociales y no aquel donde le deja la factura de los daños a las futuras generaciones (195)

En aquellas regiones donde el estado no cumple su rol, llega el capitalismo aventurero rompiendo todas las normas con trata, trabajo esclavo, narcotráfico y crimen organizado (197)

Los acuerdos entre los que buscan rápidos réditos económicos y los que buscan conservar e incrementar su poder dejan de lado el cuidado del medio ambiente y de los más débiles (198)

La mayor parte del planeta es creyente de varias religiones. Esto presupone que las religiones tendrían que entablar redes de respeto y fraternidad por el cuidado del medio ambiente y la defensa de los pobres (201)

CAPITULO SEXTO: EDUCACION Y ESPIRITUALIDAD ECOLOGICA

La humanidad tiene que tomar conciencia del origen común, la pertenencia mutua y de un futuro compartido (202)

El consumismo obsesivo es el reflejo subjetivo del paradigma tecnocrático (203)

Cuando las personas se vuelven autorreferenciales acrecientan su voracidad. Cuánto más vacío está el corazón más necesita objetos para comprar, poseer y consumir (204)

La obsesión por el estado de vida consumista puede provocar violencia y destrucción recíproca (204)

Frente al consumismo desenfrenado, la superexplotaciòn, los consumidores deben presionar para afectar el rédito de las empresas y obligarlas a producir de otra manera. Como dijo Benedicto “comprar siempre es un acto moral y económico” (206)

La educación ambiental no solo debe informar sobre la importancia del cuidado y preservación de los recursos, sino también derribar los mitos de la modernidad: los mitos del individualismo, del progreso indefinido, del mercado sin reglas y avanzar hacia una ética ecológica para crecer en solidaridad, responsabilidad y cuidado (210)

No hay que gastar, ni consumir de más. Comportamiento ético en el cuidado del medio ambiente: evitar uso del papel, de material plástico, no derrochar agua o electricidad, separar residuos, cocinar solo lo que se va a consumir etc. (211)

Reutilizar en lugar de desechar puede ser un acto de amor que expresa dignidad (211)

La crisis ecológica exige reconversión interior. No hay que burlarse de las preocupaciones por el medio ambiente, hay que cambiar los hábitos y no ser incoherente. Hay que vivir la vocación de protectores de la obra de Dios como parte esencial de una vida virtuosa (217)

La conversión ecológica es individual y también comunitaria (219)

Gratitud y gratuidad: reconocer al mundo como algo recibido y responderle con actitudes gratuitas de renuncia (220)

Aplicar vieja enseñanza: menos es más. La constante acumulación y consumo distrae el corazón. Recrear la capacidad de gozar con poco. Retorno a la simplicidad. Evitar la dinámica del dominio y de la mera acumulación de placer (222)

La sobriedad y la humildad no han gozado de una valoración positiva en el último siglo (224)

Adoptar una actitud de corazón que vive todo con serena atención, que sabe estar presente plenamente ante alguien sin estar pensando en lo que viene después (226)

El amor fraterno solo puede ser gratuito… Por eso es posible el amor a los enemigos y la fraternidad universal (228)