La semana de junio no fue para nada tranquila en la economía Argentina, los ruidos que generó la difusión del OFF con sospechas de corrupción de la dirigencia de IEASA y favoritismos de sectores afines a Cristina con Techint generó un nuevo episodio de las internas entre las diferentes facciones de la coalición gobernante. Tal es así que el presidente, le tuvo que pedir inmediatamente la renuncia al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. 

En su sentida carta de renuncia, profundizó sus declaraciones y el malestar con los otros sectores, tras su salida definitiva del gobierno. La oposición rápida de reflejos aprovechó la situación haciendo un espectáculo con la salida de este ministro y cuestionando la falta de eficiencia del gobierno en resolver el acuciante problema del transporte de gas, que genera desembolsos semanales de 500 Millones de divisas, en un contexto de dificultad del Banco Central para poder fortalecer los niveles de Reservas Internacionales. 

En este contexto político tuvo lugar el congreso de la Asociación de Empresaria Argentinos AEA, donde Federico Braun (Dueño de La Anónima) realizó una humorada sobre el contexto inflacionario del país y no fue bienvenida por los diferentes sectores sociales cuando los aumentos de precios se encuentran por encima del 5% mensual y no hay un sendero claro de desaceleración. Es en este marco donde algunos economistas de la oposición deslizaron la posibilidad de no pagar los bonos en moneda local, en caso que resulten triunfantes en las elecciones del próximo año. Estas declaraciones de Hernán Lacunza, acompañadas de otras afirmaciones de P. Bullrich, propiciaron un escenario temeroso con la posibilidad de un default para el próximo año, que trajo como consecuencia una corrida cambiaria donde los agentes se deshacen de los pesos, para comprar moneda extranjera a través de las limitadas formas habilitadas, dado la restricción que impone el “cepo” de hasta US$200 mensuales. El resultado de estos rumores y este tipo de acciones apoyadas fundamentalmente en las declaraciones de funcionarios del equipo económico de Juntos ocasionó subas del dólar MEP y el CCL, llegando a superar los $230 y los $237 respectivamente. 

La soja se encuentra en valores históricos, llegando a alcanzar los US$650, igualando su récord en 2012. Esto es beneficioso para el país dado que es muy marginal el consumo interno y Argentina tiene su infraestructura preparada en función de esta legumbre. En el caso del trigo que su cotización sigue de cerca el conflicto en el Oriente Europeo, aún se encuentra dentro de niveles históricos con vaivenes entre la posibilidad de entendimientos alimentarios y la destrucción de stock existente en los puertos. Esta situación suma incertidumbre al escenario de precios local, que al tener derechos de exportación en niveles bajos (9%) y competir por el uso de este cereal para el mercado interno o externo, marca una disyuntiva aún no resuelta, donde se exporta más a costa del aumento de precios para el consumo doméstico en un marco donde más de diez países han limitado la exportación de alimentos. Los sectores rurales denuncian escasez de Gas Oil (importado), pero que pueden conseguir a un precio “blue” hasta un 50% mas caro; este panorama ya está comenzando a afectar la actividad portuaria de las zonas mas afectadas. 

El Índice de Producción Industrial Manufacturero, dio positivo para el mes de abril, y se consolida el proceso de crecimiento de generación de bienes en un 4% acumulado para los primeros cuatro meses del año. El sector de la industria siderúrgica con la elaboración de laminados en caliente y en frío se encuentran con fuertes descensos del 26,7% y el 37,8% de la producción interanual acumulada.  En cambio textiles tiene un repunte considerable, con crecimientos del 31,1% para vestimenta y del 68,1% para calzado interanual. La exportación de automóviles creció un 73,1% interanual y un 24,8% para el primer cuatrimestre respecto del año anterior; sin embargo, para el mercado domestico el aumento en unidades vendidas es de un 12,2% interanual para abril y un 15,9% acumulado para el primer cuatrimestre, respecto del año anterior. 

La construcción sigue con fuerte crecimiento; 5,4% intermensual y un 8,8% respecto al mismo mes del año anterior. El aumento mas destacable se da en el rubro de grifería, tubos de acero sin costura y vidrio plano para construcción con 38,9% de crecimiento respecto del año anterior, seguido de hierro y aceros para construcción con 27,0% interanual. 

Los datos de empleo de marzo indican que se sumaron 21.000 personas al sector privado, consolidando 15 meses consecutivos de generación de empleo. El sector con mayor incorporación de empleo formal es la hotelería con el 1,3% intermensual, siendo el resultado del fin del confinamiento por la pandemia en combinación con la acertada política de PREVIAJE, donde el Estado reintegra hasta el 50% de los gatos en compras adelantadas. Este crecimiento del empleo se puede observar en todos los distritos, salvo por Misiones y Tucumán. 

El Índice de salarios para marzo da un crecimiento de 7,4%; este crecimiento confirma la tendencia del establecimiento de un nuevo nivel de inflación, llevando un crecimiento acumulado de 14,9% para los salarios en un contexto donde el acumulado de la inflación fue del 16,1% 

Los semestrales pican en punta estacioneros de servicio (48%); ferroviarios (46%); conductores navales, correo y pesca (45%); plástico (41%); judiciales nacionales (39,1%); cuero y Luz y Fuerza (35%); UTEDYC (33%); Camioneros (31%); Gas Licuado y Serenos de Buques (30%) junto con los Obreros y empleados de minoridad (25%). 

Por 9 meses firmó FESITCARA (Carnes) 50%; Seguros (46,6%); Docentes y No Docentes Universitarios (41%), aun sujetos a revisión. Aunque hay una gran cantidad de sindicatos con acuerdos anuales como Seguridad Privada (86%); Químicos (63%); Calzado (62,1%); Construcción (62%); Molineros (61%); Call Centers, Estatales Nacionales, Lecheros, Maestranza, Pasteleros (60%); Comercio (59,5%); Alimentación, Gastronómicos y Sanidad (59%); Vitivinícolas (57%); Vestido (53,4%); Informáticos (52%); Mosaístas (51%); Gráficos, Papeleros (51%); Actores, Mineros, Panaderos (48%); Docentes (45,5%). 

La balanza comercial estimada por INDEC, arrojó un superávit de 1.444 Millones de US$. Se puede observar una reducción del déficit comercial con Brasil y China e incremento con Estados Unidos. Durante abril aumenta considerablemente el intercambio con el exterior (5,5%). Las reservas internacionales en el Banco Central se mantienen 41.600 Millones US$, prácticamente sin cambios con respecto a la semana previa. 

Hay expectativas por la asunción de Daniel Scioli como ministro de Desarrollo Productivo, quien, tras abandonar su cargo en la Embajada Argentina en Brasil, regresó al país para asumir en la presente semana. Hizo hincapié en revalorizar el entramado productivo PyMe y continuar con la misma línea de trabajo que su predecesor Matías Kulfas