Con un brote preocupante de casos de Coronavirus en la provincia de Chaco el gobierno dispuso la vuelta a la Fase 1 de cuarentena.

Desde que la pandemia se instaló en nuestro país, en el Chaco como en todas las provincias, se agravó la crisis económica y social multiplicándose la cantidad de copas de leche, merenderos y comedores en cada barrio humilde.

En este contexto comedores y merenderos que asisten a unas mil personas de la provincia de Chaco siguen sin recibir ningún tipo de ayuda por parte del Estado provincial ni obtener respuesta.

Desde la Multisectorial 21F venimos insistiendo y bregando para que los Comité de Crisis de cada provincia y localidad incorpore la participación de todas las organizaciones del pueblo porque la nueva realidad que trajo la pandemia excede a la organización pre existente en cuanto a la realidad social y es imperioso que nadie se quede sin recibir asistencia.

Ante la falta de respuesta en el marco de una creciente necesidad que ya no se puede seguir sosteniendo con las donaciones solidarias de la comunidad, el martes 16 de junio los comedores y merenderos afectados realizarán una protesta en la Plaza principal de Resistencia resguardando el distanciamiento social. Porque el COVID puede matar, pero el hambre también.