Desde hace un mes, cuando la pandemia obligó a declarar la cuarentena a nivel nacional, las organizaciones sociales y sindicales de Balcarce enredadas en la Multisectorial 21F elevaron al intendente el pedido de conformar un Comité de Crisis para abordar con mejor organización y eficiencia los problemas crecientes que esta realidad empezaba a imponer.

Es así que se conformó una Mesa de Trabajo a instancias del municipio. En ella se articulan las acciones de las organizaciones sociales territoriales, sindicales, del Banco de Alimentos, el INTA, Desarrollo Social local, etc.

La ayuda que semana a semana llega a las familias más necesitadas proviene de donaciones de vecinos balcarceños. Los militantes de las organizaciones, muchas veces asistidos por vehículos de la municipalidad, pasan a buscar comida y ropa que es destinada al banco único de recursos que luego se distribuye entre las diferentes familias.

Para intentar tener el mapa lo más pormenorizado posible, este comité dividió en cuatro regiones el municipio y comienzan a realizar reuniones en cada área convocando a las organizaciones que tienen trabajo real en cada una de esas regiones, para relevar el estado de situación y organizar de la mejor manera posible la llegada de los recursos que se van colectando a través de la solidaridad de la comunidad.

Entre los próximos pasos a pensar colectivamente estará el abordaje y ayuda hacia aquellas personas que se quedaron sin trabajo mientras dura la cuarentena, porque estaban en negro, son monotributistas o alguna situación similar y a los que aún no les ha llegado ninguna de las ayudas dispuestas por el Estado nacional; asimismo relevar la situación de las Pyme que han solicitado los préstamos para poder sostener el pago de salarios y que aún no lo hayan recibido. Estos y otros temas de la vida cotidiana en medio de la pandemia serán los que deberán abordar las organizaciones en las semanas venideras y procurar profundizar el trabajo articulado con el municipio.

Sostenemos que estas experiencias de recreación de comunidad organizada para poder sobrellevar una situación de crisis tan especial como la que vivimos, son las que deben fomentarse y cuidar que no se trunquen por mezquindades y desvíos.

Salimos adelante en comunidad y junto al prójimo.