Jallalla Evo! Gracias Alberto!

El regreso de la democracia y del gobierno del pueblo en la hermana Bolivia es un motivo de alegría para toda latinoamérica.

Nuestro Presidente Alberto Fernández jugó un rol muy importante en lo político y en lo humano al momento del golpe de Estado y en la pelea por la vuelta a la democracia en el país hermano.

Desconoció al gobierno ilegítimo, retiró la representación diplomática, salvó la vida de Evo y le dió asilo en nuestra Patria, para que esté seguro y para que esté cerca de su pueblo.

Puso así nuevamente en un lugar de profundo orgullo y responsabilidad a la Argentina, como lo que siempre fuimos y lo que siempre debemos ser: hermanos de los pueblos de nuestra América