Francisco refuerza su llamado a construir “puentes que favorezcan el desarrollo de una mirada solidaria desde los bancos, las finanzas, los gobiernos y las miradas económicas”.

Inicia reflexionando: “El mundo es rico, y sin embargo los pobres aumentan a nuestro alrededor”. “Son problemas solucionables, no ausencia de recursos. No estamos condenados a la inequidad universal”

Sobre la situación del endeudamiento en el que están sumidos muchos países y sus consecuencias nefastas sobre los pueblos, Francisco plantea que si bien es ciertamente justo pretender que las deudas deben ser pagadas, resalta como valor fundamental que “No se puede pretender que las deudas contraídas sean pagadas con sacrificios insoportables. Es necesario encontrar modalidades de reducción, dilación o extinción de la deuda, compatibles con el derecho fundamental de los pueblos a la subsistencia y el progreso”

Solidaridad y economía para la unión.

Mirá el video completo con el mensaje completo de Francisco.

agradecemos el material a la Academia Pontificia de las Ciencias y Ciencias Sociales